Perfil financiero de la Generación Z

La generación Z, también conocida como centennial, corresponde a los nacidos entre 1997 y 2012. Se trata de la generación siguiente a los milennialspero a diferencia de ellos, tienen características propias que los definen y que afectan sus decisiones financieras, así como la manera en la que se relacionan con las instituciones financieras.

Esta generación ha empezado a crecer y tener un ingreso, y a medida que su poder de gasto aumenta, el peso que sus decisiones tienen en la industria financiera. De hecho, se estima que para 2020, la generación Z alcanzará los 2.560 millones de personas y para 2025, se convertirá en el mayor grupo etario de la población mundial, alcanzando el 29%.

Sabiendo esto, para las instituciones financieras es fundamental conocer mejor a qué se enfrentan y qué es lo que importa a esta generación como para poder conquistarla. Considera el perfil financiero de la generación Za continuación:

 

Los hábitos financieros de los centennials

Después de haber sido testigo de los problemas experimentados por los millennials durante la recisión, la generación Z empezó a tomar sus finanzas en sus propias manos desde la preadolescencia. Un informe producido por RaveReviews sostiene que a los 10 años, ya tienen su primera cuenta de ahorro y ya tiene planes de utilizar esos fondos para pagar la universidad. A los 13 años, empiezan a realizar una investigación sobre las finanzas en general. De hecho, un 89% de ellos asegura sentirse empoderado al tomar pasos para asegurar su estabilidad financiera.

La mayoría de los estudios que se han adentrado en los intereses de esta nueva generación afirman que son extremadamente pragmáticos, prefieren la seguridad y estabilidad financiera al emprendedurismo, valoran la comunicación personalizada y usan las redes sociales para construir sus marcas personales.

Asimismo, es una generación que se crió rodeada de tecnología y es por eso que prefieren interactuar por este medio, buscando generar experiencias digitales significativas libres, auténticas y seguras

Estos son algunos de los datos recolectados más relevantes acerca de los centennials:

  • El 98% de los integrantes de la generación Z tiene smartphone.
  • El 85% de la generación entra en contacto con nuevos productos a través de las redes sociales.
  • La mitad de la generación pasa una media de 10 horas diarias frente a una pantalla.
  • El 71% pasa una más de 3 horas diarias mirando videos.
  • El 67% prefiere ver “personas reales” en las publicidades.
  • El tiempo que los millennials pueden dedicar a una tarea sin distraerse es 8 segundos.
  • Esta generación representará un 40% de los consumidores en 2020.
  • El 72% asegura que el costo es el factor más importante a la hora de hacer una compra.
  • El 47% usa el teléfono dentro de las tiendas para chequear precios y pide consejo a la familia y los amigos.

 

1 de cada 4 compra para sentirse mejor, 6 de cada 10 logran dejar de gastar cuando tienen pocos ingresos

 

En lo que se refiere a su educación financiera, la generación Z es sumamente curiosa y se interesa por aprender cómo funcionan los productos y servicios. Se preocupan por planificar su futuro financiero y por no gastar en cosas innecesarias o extravagantes y sobre todo, ahorrar. Las deudas son una fuente seria de estrés entre estos jóvenes, asegura un reciente estudio de la Asociación de Psicología de los Estados Unidos, que buscan evitarla a toda costa.

A pesar de este intrínseco deseo por estar más preparados, un estudio de EverFi sostiene que sus conocimientos financieros no están a la altura de lo que desean, sino que prácticamente el 50% no sabe calcular su valor neto, 4 de cada 10 nunca creó o se apegó a un presupuesto. Además, 1 de cada 4 compra para sentirse mejor, solo 6 de cada 10 logran dejar de gastar cuando tienen pocos ingresos y un elevado porcentaje no sabe cómo estimar el impacto de la inflación en sus ahorros. Todas estas características pintan un panorama no tan optimista como parecía, asegura la empresa.

Es una generación complicada, sin dudas, pero con una mentalidad clara y definida a la que se puede captar. Tienen mucho para aprender y es precisamente allí donde las instituciones financieras pueden actuar y servir como guía en sus finanzas personales y en su búsqueda de independencia y estabilidad financiera.