México & las finanzas en Internet: actualidad e impacto de canales digitales

México se encuentra en una situación única para aprovechar el crecimiento que se avizora en el horizonte. Actualmente 65% de la población se encuentra conectada a Internet, superando a la media mundial de 53% de conexión. El crecimiento en este indicador es uno de los mayores de la región, creciendo un 12 entre Enero de 2017 y Enero de 2018. La tecnología digital es un medio para obtener más oportunidades y así lo cree en 57% de los mexicanos, de acuerdo al estudio ‘We are Social 2018’ de Hootsuite.

El país no es ajeno a las tendencias de crecimiento digital de todo el continente. El crecimiento de usuarios online ha sido transversal a todas las franjas etarias, no solamente se ha dado en jóvenes como se presume popularmente.

Este escenario es muy favorable para las SOFOMes y demás instituciones financieras mexicana, ya que les brinda la oportunidad de incluir digitalmente a sus asociados y generar nuevos, a menor costo y con mayor efectividad.

Fuente: edición 2018 del estudio 'We are social' de Hootsuite.
Fuente: edición 2018 del estudio ‘We are social’ de Hootsuite.

El impacto de los canales digitales

Los clientes de instituciones financieras van menos de dos veces a la semana a la sucursal o alguna locación física de su institución. Según un estudio de Marzo de 2017 publicado en The Financial Brand, lo millennials se mueven para hacer un trámite relacionado a sus productos financieros 1,9 veces en promedio por mes.

 

Cuando desde Bankingly realizamos el estudio ‘Qué instituciones financieras quieren los millennials’ encontramos que más del 50% de ellos no quería ir más de 1 vez al mes a la sucursal o un ATM. Hay un diferencia entre lo que sucede hoy y el deseo de querer ir menos a las sucursales.

En Agosto 2018 realizamos un extensivo estudio en Bankingly sobre el uso de nuestro canales digitales de todas las instituciones financieras que confían en nuestra tecnología. Cooperativas de ahorro y crédito y bancos de México, Reino Unido, Ecuador, Costa Rica, República Dominicana, Bolivia, Perú y Uruguay confían en nuestros canales para atender a sus clientes y asociados, que esperan no tener que moverse tanto por su institución y poder utilizar sus productos desde cualquier lugar.

Los usuarios de nuestros canales digitales iniciaron sesión en la app móvil o el canal web en promedio una vez cada 3 días. Esto significa que instituciones financieras que veían cómo las personas quieren ir cada vez menos a sus puntos de contacto físico, recibieron a cada persona en promedio 10 veces en el mes en su sucursal digital. Esto es una clara muestra de asiduidad, conveniencia y facilidad de uso.

Este aumento de por lo menos 5 veces de la interacción entre personas e instituciones financieras genera grandes oportunidades para ambas partes. Para los primeros significa una mejora significativa en la experiencia sin tiempo perdido en filas ni en el tráfico. Mientras que para las instituciones, al bajar la barrera de acceso aumenta la posibilidad de ofrecer más productos por usuario, brinda más información de uso y baja más de 20 veces el costo de transacción. Según un estudio de The Financial Brand el costo por transacción en una locación física es de USD4.25 y el costo en el canal web online es de USD0.19 mientras que desde la app móvil es de USD0.10.

 

Estos números significan transformar una relación forzada que dependía de obligar a las personas a ir a una sucursal en una nueva relación más fuerte y en la que el valor intercambiado entre institución financiera y personas aumenta.

Nos mueve empoderar a instituciones financieras para que puedan ayudar a sus asociados y clientes a tener una mejor salud financiera. Creemos que la tecnología es una herramienta clave para cumplir este objetivo. Estos resultados son buenos pero todavía se pueden mejorar, en ese camino estamos.