5 puntos claves para la transformación digital de la banca

La transformación digital de la banca se ha convertido en una necesidad, de manera que ya no es una opción para las empresas. Las instituciones financieras que no cuentan con canales digitales ya están sufriendo efectos colaterales negativos.

Por esta razón, es importante tener en cuenta cuáles son los puntos claves para realizar una transición segura y efectiva hacia una banca digital.

 

  1. Generar alianzas con las Fintech

Cuando surgieron las Fintech, los grandes bancos se mostraron reacios frente a estas empresas ya que las percibieron en primera instancia como una competencia. Sin embargo, esa percepción fue cambiando con el correr de los años.

Hoy en día las entidades bancarias buscan en las Fintech a un aliado que les permite ofrecer un mejor servicio, al tiempo que reducen sus costos fijos y ofrecen un valor agregado a sus clientes.

 

  1. Analizar los comportamientos de usuarios

Tanto las grandes superficies como los pequeños bancos se encuentran en un momento de constante revisión de sus procesos. ¿El objetivo? Comprender las necesidades de sus usuarios, sean estos clientes nuevos o actuales. Para este fin, las herramientas de medición analítica son el aliado perfecto.

Es importante destacar que la transformación digital de la banca trae consigo la posibilidad de almacenar datos, creando así grandes bases de clientes que suponen para las empresas un activo real, medible y escalable.

Podemos deducir entonces que el correcto uso de la tecnología permitirá a los bancos e instituciones financieras contar con información fiable sobre sus usuarios para tomar mejores decisiones.

 

  1. Invertir en soluciones digitales

Las nuevas tecnologías evolucionan a un ritmo más acelerado que el de las instituciones financieras. Sin embargo, pese a que no siempre pueden acompasar su ritmo, es importante que todas las entidades tengan presente dentro de su estrategia de negocios a la transformación digital.

Esto implica, entre otras cosas, tener personal destinado a ello y asignar presupuesto para la banca digital. Invertir en soluciones digitales es fundamental para estar siempre innovando, sobre todo en la digitalización de procesos. A mayor digitalización, mejor utilización de recursos y por ende mayor rentabilidad.

 

  1. Aplicar medidas de seguridad

Cada vez son más las instituciones financieras que migran hacia la banca digital. Esto facilita a sus clientes la realización de operaciones simples como transferencias, pagos o incluso apertura de cuentas.

Sin embargo, es necesario contar con las medidas de seguridad necesarias para garantizar a los clientes la protección de sus datos. Un fraude cibernético puede significar enormes pérdidas para cualquier banco.

Es apropiado pensar que cuanta más seguridad se transmita al usuario, mayores serán las operaciones en línea que se realicen de forma exitosa, por ende, este canal se utilizará cada vez más.

 

  1. Regulaciones gubernamentales

Las Fintech y su alianza directa con las instituciones financieras son una realidad, por esta razón es importante que tanto la industria como el gobierno trabajen en conjunto con el fin de regularizar la operación de las Fintech.

Un buen ejemplo es la Ley Fintech en México, que se transformó en una de las regulaciones pioneras en materia de nuevas tecnologías tanto en Latinoamérica como en el mundo.

 

¿Todavía no puedes utilizar tu smartphone dentro del banco? No te preocupes, ¡Tu banco está dentro de tu smartphone!